Tortuga Pintada

Tortuga Pintada

Chrysemys picta

Las tortugas pintadas, cuyo nombre científico es Chrysemys picta, provienen de los humedales y ríos de Brasil. Los expertos han establecido su origen en el estado brasileño de Río Grande do Sul. Aunque también podemos encontrar tortugas pintadas en diversas zonas de Uruguay y del norte de Argentina.

Debido a su popularización en el mundo de la acuarofilia, las tortugas pintadas han llegado a todos los rincones del mundo, viviendo en libertad en ciertas zonas de Sudamérica y Estados Unidos, así como ríos o humedales donde las temperaturas son cálidas. Muchas de ellas, que por diversas causas han pasado de vivir en cautividad a hacerlo en libertad, han acabado colonizando ríos de diversas partes del mundo. Por ello, se han convertido en especies invasoras en países como España, estando muy regulada su tenencia.

Como es?

Las tortugas pintadas pertenecen al grupo de las tortugas acuáticas y son de diferentes tamaños, estando comprendida la longitud total del caparazón entre los 10 y los 25 centímetros en los machos y de 27 a 38 en las hembras. El tamaño depende tanto de la genética como de la alimentación que reciba o consiga cada ejemplar.

Existen 4 subespecies de tortuga pintada, tomando como referencia a los machos las características serían:

  • Tortuga pintada occidental (Chrysemys picta bellii): de entre 17 y 20 centímetros, de caparazón verde y reticulaciones amarillas y naranjas, con un plastrón rojo brillante o naranja intenso. El caparazón es completamente verde o gris oscuro, sin presentar patrones, aunque puede tener pequeñas y delgadas líneas rojas. Las hembras pueden llegar a medir hasta 26,6 centímetros.
  • Tortuga pintada oriental (Chrysemys picta picta): de entre 10 y 15 centímetros y con unos escudos bordeados por líneas amarillas rectas, de plastrón sólido y sin marcas. El caparazón es oscuro, con delineaciones rojizas, su plastrón amarillo presenta un complejo patrón oscuro. Tienen machas amarillas y rayas del mismo color en cabeza y patas. Las hembras pueden llegar a medir hasta 18 centímetros
  • Tortuga pintada de tierra media (Chrysemys picta marginata): de unos 14-15 centímetros y con unos escudos bordeados en negro, dispuestos formando un patrón alternativo. Su plastrón naranja presenta una línea negra que lo cruza por el centro, sin ramificarse.
  • Tortuga pintada del sur (Chrysemys picta dorsalis): es la más pequeña, con unos 10-12 centímetros, también la más vistosa. Su caparazón verde oscuro presenta una línea naranja que lo cruza y marcas marginales del mismo color, su plastrón es amarillo, rojo y negro.

En todos los casos, los machos son de un tamaño sensiblemente menor al de las hembras, dándose un desarrollo más temprano de los machos, por lo que son fértiles a una edad menor a la de las hembras.

Comportamiento y reproduccion

Estas tortugas son famosas por ser bastante independientes. Suelen mostrarse alerta todo el tiempo, rehuyendo el contacto con sus cuidadores. Si queremos tener una de estas tortugas en nuestro hogar es importante que les preparemos un buen lugar donde vivir. Para ello, es necesario contar con un acuaterrario, pues pasan la mayor parte de su vida en el agua, pero también necesitan poder salir y tomar el sol o la luz de la lámpara que les hayamos puesto. Además, hemos de considerar que estas tortugas hibernan, por lo que cuando el momento de la hibernación llegue, hemos de asegurarles un buen lugar en el que estén tranquilas y calentitas todo el invierno.

Una tortuga pintada alcanza su edad fértil aproximadamente a los 3-4 años de edad, siendo más tardío en las hembras normalmente. La época reproductiva comienza con la primavera y dura hasta verano. Solo se produce una cópula al año.

Para que se produzca la reproducción en las tortugas, el macho realiza un cortejo, el cual consiste en hacer vibrar sus patas delanteras en la cara de las hembras, como si se tratara de una especie de caricias. Además, pueden darles pequeños mordiscos en las zonas del cuello o las patas, aunque esto se trata más de una táctica de sometimiento cuando ellas se muestran reacias a la cópula. Cuando van a copular, las hembras nadan hasta el fondo del río o estanque, produciéndose la fecundación en un medo acuático.

Una vez producida la cópula, las tortugas expulsan al medio una puesta deentre 2 y 8 huevos. Para ello, preparan un hoyo fuera del agua, en una zona de poca vegetación. Allí, los huevos maduran, sin ser cuidados por las madres, en unos 800 días, momento en el que eclosionan.

Donde viven?

Estas tortugas viven en regiones del sur de Canadá, a lo largo y ancho de varios estados de Estados Unidos y en el Norte de México, presentando una distribución considerablemente amplia a lo largo de toda Norteamérica.

Habitan masas de aguas tales como lagos, humedales, marismas, pozos y ríos que no sean demasiado caudalosos, viviendo en lechos suaves y con tendencia lodosa. En la costa Atlántica las tortugas pintadas habitan aguas salubres, especialmente la subespecie de tortuga pintada oriental.

En general, estas tortugas necesitan que haya bastante vegetación acuática, pues además de alimentarse de ella les sirve como protección ante depredadores y como cobijo.

Que comen?

Estas tortugas son omnívoras, consumiendo tanto vegetales, generalmente algas y plantas acuáticas, como pequeños insectos, babosas, renacuajos o caracoles, entre otros alimentos. Sin embargo, en su etapa juvenil estas tortugas son exclusivamente carnívoras, consumiendo grillos, gusanos y diversos tipos de peces. Es cuando crecen cuando su dieta comienza a invertirse, incluyendo cada vez más alimentos de origen vegetal.

Si tenemos una tortuga pintada en casa se recomienda proporcionarle una alimentación variada y equilibrada, algo que se puede consumir con piensos específicos para tortugas acuáticas o con una dieta casera. Si recurrimos a una alimentación por medio de piensos y preparados específicos para tortugas acuáticas, es importante suplementar a nuestra tortuga con vitaminas y minerales provenientes de vegetales y hortalizas frescos. Algunos de los más beneficiosos para ellas son el perejil fresco, el diente de león o verduras de hoja verde.

Cuidados especiales

Su acuaterrario debe de estar en unas determinadas condiciones, manteniendo una temperatura cálida, siendo aconsejable una de aproximadamente unos 28 ºC. Temperaturas por debajo de los 15 ºC ocasionan que la tortuga se muestre aletargada, pudiendo dejar de comer e hibernar cuando no es la época para ello.

También es importante que la tortuga pintada tenga una buena iluminación, recurriendo a lámparas UVB si el sol no incide directamente sobre el acuaterrario o no es suficientemente fuerte. Esto suele combinarse con lámparas de calor que permiten mantener una buena temperatura. Se recomienda utilizar calentadores sumergibles de una potencia de aproximadamente 250 vatios, así el agua estará a una buena temperatura para nuestra tortuga. La zona de estanque debe contar con una profundidad de al menos 60 centímetros para ejemplares adultos. En la zona terrestre han de contar con vegetación o enriquecimiento ambiental.